Ligeras y finas

Ligeras y finas

¿Lente orgánica o mineral?

¡¡Una lente óptica es un milagro de la ciencia! El material de que está hecho debe ser perfecto: transparente, puro, claro y de estructura homogénea. Y este material exige una gran precisión durante su fabricación y su tratamiento. La lente debe ofrecer también una protección contra la radiación UV y ser fácil de mantener.

Y entonces, ¿Cuál es el material idóneo para usted? Eso dependerá de sus necesidades personales. ¿Las gafas deben ser más bien ligeras porque a usted le gustan las monturas discretas? ¿O prefiere "poco mantenimiento" y gran solidez? Lentes orgánicas o lentes minerales. Descubra aquí sus diferencias.

Finas y ligeras: las lentes orgánicas

Las lentes orgánicas son ligeras y permiten la utilización de monturas muy discretas. Algunas superficies que hayan subido un tratamiento especial como el Solitaire® 2 de Rodenstock evitan los reflejos y protegen las lentes contra el rayado. Las lentes orgánicas exigen indudablemente algo más de cuidado que las lentes minerales.

Las lentes minerales: sólidas pero pesadas

Algunos usuarios se mantienen fieles a las cualidades probadas de las lentes minerales. Por frágil que parezca, las lentes minerales son asombrosamente fuertes y resistentes. Entre sus ventajas están el requerir poco cuidado y su gran resistencia al rayado; no obstante, su peso algo mayor es una desventaja. Por otra parte, pese a su fortaleza, en circunstancias extremas, las lentes minerales pueden astillarse y romperse.
Utilizamos cookies propias para asegurarnos que prestamos la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Si continua utilizado este sitio, asumimos que usted está de acuerdo con ello. Más información OK
Choose your Country [x]