0
    Se encuentra en la zona: Lentes  
 
Enviar folleto
 
 
 

Por favor, resuelva la tarea.*

2

+

=

diecisiete

 

Otra tarea,
haga clic aquí.

 
 

*Campos obligatorios

 
 
nav-Id: 1778357 - doc-Id: 1777909
Empresa
Favoritos (0)
Favoritos (0)
Sus favoritas guardadas actualmente
 
 

No favoritos

 
Búsqueda
Búsqueda
 
 
 
 
 
 

Lentes de niño informales que les encantará llevar

Desde un punto de vista estadístico, aproximadamente 1 de cada 5 niños necesita lentes. Y actualmente, los lentes para niño no solo compensan los defectos visuales, sino que presentan una muy buena estética, lo que significa que las burlas son cosa del pasado.

Al ir a comprar los primeros anteojos, especialmente para un niño pequeño, demuestre un poco de paciencia. Y no olvide dejar que el niño participe en la elección porque, cuanto más le gusten los anteojos, más contento estará de llevarlos. Especialmente al principio, es importante asegurarse de que los anteojos se mantengan bien apoyadas sobre la nariz. El niño se acostumbrará rápidamente a su nuevo instrumento visual. Consejo: especialmente —pero no solo— al empezar la escuela, recomendamos que lleve a su hijo a un especialista para someterlo a una revisión ocular.

Puesto que los niños pequeños en particular no tienen el puente nasal muy desarrollado, el soporte nasal de los anteojos de niño debe adaptarse especialmente bien e incorporar un almohadillado suave. De este modo, los anteojos se apoyarán mejor sobre la nariz y se evitará que existan puntos de presión. Se debe prestar una atención especial a los brazos, que no deberán producir presión, con los consiguientes dolores de cabeza con el tiempo, ni quedar demasiado sueltos. Lo ideal es que los brazos estén hechos de un material flexible. De este modo se podrán doblar hacia el interior y el exterior tantas veces como sea necesario, lo que facilita que el niño se los quite y se los ponga. De este modo aumenta la comodidad de uso y los anteojos resultan más aceptables. El material del armazón deberá poder aguantar con facilidad que el niño juegue libremente. Los armazones hechos de materiales ligeros y flexibles son en este caso los más adecuados. Los lentes de los anteojos de niño debe ser definitivamente de plástico. Los lentes de plástico son más resistentes que los de cristal, que se pueden astillar con el consiguiente peligro. Aquí encontrará nuestros lentes de plástico para niño.

 


Categoría

 
Resumen
  • Extremadamente ligeros, delgados y estéticos
  • Resistencia a la rotura muy elevada
  • Innovación galardonada


Categoría

 
Resumen
  • Muy delgados y estéticos
  • Mejor visión espacial
  • La mayor compatibilidad espontánea


Categoría

 
Resumen
  • Probados más de un millón de veces
  • Calidad de marca excepcional
  • Rentabilidad máxima